Pasar apuntes a limpio tiene un precio. Las tipografías de ordenador son tan rectas, tan simétricas y tan legibles que pueden resultar menos eficaces para recordar información. Por ello un grupo de investigadores del Instituto Real de Tecnología de Melbourne ha creado Sans Forgetica, una tipografía con el nivel deseable de complicaciones para mejorar esa retención.

La teoría es la siguiente: cuando un texto se lee demasiado fácil, a veces no activa en el cerebro el tipo de procesamiento cognitivo profundo que hace falta para una retención más efectiva de la información. Sans Forgetica invierte este defecto de diseño añadiendo otros tipos de defectos, como interrupciones en el flujo de las letras y una inclinación a la que el lector no está acostumbrado por culpa de las fuentes típicas de Word.

Sans Forgetica ha sido diseñada a partir de varios principios psicológicos para aportar esa “dificultad deseable” que obstruye el proceso de aprendizaje y despierta un esfuerzo. En otras palabras, te obliga de forma sutil a concentrarte un poco más para entender lo que estás leyendo.

Según sus creadores, Sans Forgetica ha sido probada con éxito en el laboratorio. Ahora puedes descargarla desde la web del Instituto Real de Tecnología de Melbourne o instalar una extensión de Chrome para convertir cualquier fuente de Internet en esta tipografía más fácil de estudiar. O más difícil, dependiendo de cómo lo quieras ver.

0
0
0
s2smodern

Login Form