La Cámara de Senadores convocó a comparecer el día 4 de Marzo, a las candidatas a ocupar el puesto de Ministra que deja la chiapaneca, Margarita Beatriz Luna Ramos tras quince años en el puesto.

Pese a que las tres candidatas poseen un amplio e impresionante currículum, es importante que el Senado contemple que la única que posee una verdadera experiencia en materia de lo penal, es la queretana Celia Maya García (que comparece a las 2:00 pm) y cualquiera puede observar, que de acuerdo a las funciones de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (salvaguardar las leyes presentes en la Constitución), tener experiencia en la aplicación y regulación de castigos ante la violación de la ley DEBE de ser un requisito mínimo para el puesto y la candidata Maya tiene tras de sí una experiencia de casi 40 años.

Mucho se ha dicho de las relaciones personales de las candidatas con el Presidente Andrés Manuel López Obrador, que de una manera u otra tienen algún tipo de conexión o compromiso con él y con el partido del presidente; en el caso de Celia Maya, el debate se centra en el hecho que fue candidata a gobernadora de Querétaro por Morena (2015). En este punto es que se necesita remarcar lo que ella misma ha dicho en entrevista, que parece dar en el punto: “Ser candidata me ha permitido recorrer las calles y acercarme más a la gente y a sus necesidades […] la experiencia en vez de restarme me ha sumado…”

Ahora ¿por qué da en el punto? Porque de acuerdo con los párrafos VIII y IX del artículo 94 de la Constitución política de los Estaos Unidos Mexicanos, sobre las facultades generales de la Suprema Corte: “resolverán de manera prioritaria […] atendiendo al interés social o al orden público…” ¿Y cuál es la mejor manera de atender el interés social? Conociendo a la gente, teniendo una previa cercanía a ellos y entendiendo las razones tras las acciones colectivas y personales de la gente.

Por otro lado, podemos ver que, si bien la experiencia es importante, también lo es el saber académico. Maya tiene una Maestría en Derecho Penal y desde hace 30 años da clases en diferentes universidades (tanto públicas, como privadas), además de diplomados, cursos y una segunda carrera.

El Senado tendrá mucho que escuchar, mucho que decir y analizar el 4 de marzo, esperamos, por el bien de México, la justicia y los mexicanos sean capaces de ver más allá de una filia partidista diferente a la suya y tomen una decisión basada en los méritos, la experiencia, con imparcialidad y justo.

 

0
0
0
s2smodern

Login Form