Autoridades informaron que se cancela la instrucción de no reprobar a las y los alumnos que la SEP estableció en 2020 por la pandemia de covid-19.
La Secretaría de Educación Pública (SEP) permitirá, a partir del segundo bimestre del ciclo escolar 2022-2023, que el personal docente evalúe al estudiantado con calificaciones numéricas, incluso reprobatorias.
“Se acaba de sacar un acuerdo que implica que sí hay una evaluación con calificación de acreditación”, confirmó la titular de la SEP, Leticia Ramírez Amaya, en entrevista con medios tras comparecer ante la Comisión de Educación del Senado de la República.
Con este acuerdo se cancela la instrucción de no reprobar a las y los alumnos que la SEP estableció en 2020, debido a que las clases se impartieron a distancia por la pandemia de covid-19.
La SEP permite volver a reprobar estudiantes
Esta disposición estará vigente hasta el 30 de noviembre de 2022. A partir de diciembre de este año, los y las docentes deberán utilizar los criterios de evaluación establecidos en 2019 para el registro de calificaciones de los tres periodos de evaluación.
A excepción de los y las alumnas de primero y segundo de primaria, para quienes la escala de calificación será de 6 a 10, para el resto de estudiantes de tercero a sexto grado de primaria y de secundaria, el cuerpo docente decidirá “en completa libertad la calificación que deberá registrarse en la boleta de evaluación”.
Y en educación preescolar los resultados de la evaluación se expresarán mediante observaciones y sugerencias sobre el aprendizaje de las y los alumnos, sin utilizar valores numéricos.
La secretaria de Educación Pública explicó que todas las entidades federativas del país deberán seguir las nuevas disposiciones en cuanto a la evaluación.
“Ya deben de empezar a aplicarlo en el segundo bimestre, ya están informados”, indicó.
Agregó que en septiembre y en octubre se dedicaron a realizar una evaluación diagnóstica de los y las estudiantes y ahora sistematizan los resultados con el fin de diseñar estrategias de recuperación de aprendizajes.
“A ver, les comento, ¿qué es lo que estamos planteando? Primero, regresan los niños, las niñas y los jóvenes; lo que necesitamos es que regresen a la escuela, lo que llamamos recuperación de matrícula. Se hace el diagnóstico en la escuela para saber cómo estamos, tenemos que saber. Ahora vamos a definir cómo vamos a atender la falta de algunos aprendizajes”, detalló.
Aunque el personal docente podrá aplicar de nuevo calificaciones reprobatorias, Ramírez Amaya aclaró que el objetivo es apoyar a los y las alumnas durante su enseñanza.
“Cuando se plantea de esa manera, como usted me lo está preguntando, pareciera que nuestro objetivo es ‘ya los podemos no acreditar’. No, nuestro objetivo es que ellos estén en la escuela, que ahí aprendan y que estén contentos, porque eso también tiene que ver con algo que planteaban los senadores: la salud de ánimo emocional, socioemocional. Entonces, queremos dejarlo como una cuestión administrativa, pero lo más importante es que los niños, las niñas, los jóvenes estén en las escuelas aprendiendo”, sostuvo.
0
0
0
s2smodern

Login Form