Con motivo del Día Mundial de la Diabetes, que se conmemora el 14 de noviembre, la Secretaría de Salud del estado se une a las actividades de esta fecha, cuyo objetivo es concientizar a la población acerca de la prevención y la calidad de vida que se puede lograr con un buen control de la enfermedad.

Este Día Mundial fue establecido por la Federación Internacional de Diabetes y la Organización Mundial de la Salud (OMS) y se debe al natalicio de Frederick Grant Banting, quien junto a Charles Best, descubrió la insulina, hecho que permitió que la diabetes pasara de ser una enfermedad mortal a una enfermedad controlable.

Los síntomas de la diabetes son: poliuria (orinar mucho), polifagia (mucha hambre), polidipsia (mucha sed), pérdida de peso inexplicable, fatiga sin causa aparente y vista borrosa. 

Se diagnostica con dos pruebas positivas diferentes, entre las que se encuentran:

*Glucosa en ayunas igual o mayor a 126 mg/dl en sangre.
*Glucosa casual igual o mayor a 200 mg/dl en sangre, acompañada de síntomas. 
*Curva de tolerancia oral a la glucosa a las dos horas con una carga de 75 gr de glucosa anhidra igual o mayor a 200 mg/dl.
*Hemoglobina glucosilada (HbA1c) igual o mayor a 6.5%.

El tratamiento se basa en tres pilares fundamentales: alimentación adecuada, actividad física y  medicamentos, que pueden ser orales o inyectados.

En Servicios de Salud del Estado de Querétaro (SESEQ), de enero a septiembre de 2020, se detectaron 884 casos nuevos de diabetes de los cuales 612 son mujeres (69%) y 272 hombres (31%). En la actualidad se tiene un registro de 19 mil 680 pacientes con diabetes, 14 mil 567 son mujeres (74%) y cinco mil 113  hombres (26%).

Para disminuir el riesgo de presentar esta enfermedad es importante incidir sobre los siguientes factores modificables:

*Actividad física diaria o al menos 150 minutos a la semana.
*Alimentación  variada y equilibrada basada en el Plato del Buen  Comer  y la Jarra del Buen Beber.
*Evitar toxicomanías (ingesta de alcohol y tabaco).
*Manejo adecuado del estrés.
*Mantener un peso adecuado. 
*Buen control de las enfermedades ya existentes. 

Durante la contingencia sanitaria la Secretaría de Salud mantiene las actividades de detección de enfermedades crónicas (incluyendo la diabetes) en todas las unidades de salud, en donde se cuenta con todas las medidas de seguridad.

Se prioriza la detección de factores de riesgo, la toma de glicemias capilares, tanto en ayunas como de manera ocasional, y la antropometría, con la finalidad de realizar un diagnóstico y tratamiento oportuno.

Estudios recientes indican que los pacientes ingresados al hospital con COVID-19, que tienen comorbilidades como diabetes mellitus, hipertensión arterial sistémica u obesidad, requieren con más frecuencia de ventilación mecánica invasiva.

De ahí la importancia de intensificar medidas preventivas contra la diabetes y demás enfermedades crónicas, y, en caso de padecer alguna de ellas, es vital realizar el diagnóstico oportuno y tener un buen manejo de la enfermedad.

0
0
0
s2smodern

Login Form