Resulta que los adolescentes, están siendo uno de los grupos más afectados y menos comprendidos por las consecuencias del aislamiento social

• Un tema preocupante que estamos viendo cada vez con más frecuencia son los efectos psicológicos derivados del COVID-19 en adolescentes y jóvenes.

Lo difícil del distanciamiento social

• El distanciamiento social y la restricción de actividades están siendo muy difíciles para todos. Pero sin duda, los jóvenes son el grupo de población que está viendo más alterado su modo de vida, por eso están siendo los más afectados emocionalmente.

• Las restricciones a la movilidad, las limitaciones de número de personas en reuniones, el cierre de locales y gimnasios o de espacios para el ocio y, en definitiva, TODAS LAS MEDIDAS ADOPTADAS para combatir el virus, han provocado un sentimiento de desconexión en los chavos respecto a su círculo de amigos (un pilar esencial en esta etapa).

Pero es que, además, muchos de ellos han tenido que hacer frente a grandes desilusiones, que realmente son importantes para ellos y nosotros solemos minimizar como cancelar:

o su fiesta de graduación

o su viaje de estudios

o campeonatos deportivos

o cumpleaños

o y otras actividades con las que soñaban desde hacía tiempo.

Lo esencial de la interacción

• En esta etapa evolutiva, la interacción habitual con el grupo de iguales tiene un papel esencial en el desarrollo de su identidad y en el aprendizaje de las habilidades sociales que nos preparan para la vida. Además, el grupo de amigos fortalece su sentimiento de pertenencia, de hecho, es uno de los principales soportes de la sana autoestima a esta edad.

• Las relaciones con otros adolescentes son FUNDAMENTALES para el desarrollo de su identidad y autoestima.

• Ya de por sí, la gran vorágine de cambios que se dan en esta etapa evolutiva aumenta el riesgo de presentar alteraciones emocionales. Si a esto le añadimos el aislamiento social y el miedo a contagiarse y poder contagiar quienes quieren, tenemos un campo de cultivo muy fértil para el desarrollo de problemas emocionales.

El aislamiento y la ansiedad

• El hecho de pasar mucho tiempo en casa solamente empeora la situación, contribuyendo a tener pensamientos negativos. Ya sabemos que ahora es más complicado poder salir a despejarse o hacer algún deporte que los saque del entorno negativo.

• La ansiedad académica crece por el cambio a una educación a distancia. Los efectos del aislamiento en los chavos

• Desmotivación, aburrimiento, pérdida de interés en actividades que antes disfrutaba.

• Cambios de humor, depresión, irritabilidad, enfado/ira.

• Conflictos frecuentes con amigos y familiares.

• Crisis de angustia o ansiedad.

• Incertidumbre, desesperanza y baja confianza.

• Alejamiento de relaciones personales (poco interés en contactar con amigos por chat u otros medios).

• Cambio de patrones alimentarios y de sueño.

• Problemas de memoria, razonamiento o concentración.

• Despreocupación por la apariencia y la higiene básica.

• Aumento de comportamientos de riesgo (consumo de drogas o alcohol, adicción a videojuegos, etc.).

• Pensamientos sobre la muerte o el suicidio.

• Estrés postraumático en caso de pérdida de alguna persona significativa.

Es importante no perder de vista que los jóvenes suelen tratar de esconder sus problemas por miedo, vergüenza o por querer evitar que los adultos se preocupen. Estar atentos a este tipo de síntomas, ofrecer momentos de diálogo sobre estos temas y mostrarse disponibles sirve de ayuda en estos casos.

Fuente: https://wradio.com.mx/programa/2021/01/19/martha_debayle/1611061450_550688.html 

0
0
0
s2smodern

Login Form