La Secretaría de Salud (SESA) del estado de Querétaro se suma al Día Mundial del Asma, que se conmemora el primer martes de mayo de cada año, con el objetivo de involucrar a los pacientes con la atención y control, reducir los posibles factores de riesgo y enseñar a las personas qué se debe hacer ante un posible ataque o crisis de esta enfermedad; este año el lema es "Cerrar brechas en la atención del asma".

 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Foro Internacional de Sociedades Respiratorias (FIRS, por sus siglas en inglés) estiman que hay entre 235 y 300 millones de pacientes en el mundo con asma, padecimiento que en 2019 causó 461 mil muertes. En México, durante 2020 se registraron 127 mil 758 casos de asma, registrándose mil 522 muertes por esta causa en dicho año.

 

El asma puede afectar a cualquier ser humano, independientemente de la raza, edad o género, y no distingue condición socioeconómica ni región geográfica ya que afecta tanto a población de las grandes ciudades como de las zonas marginales y rurales. En menores de edad el asma es más común en hombres que en mujeres y en los adultos las mujeres son más propensas a padecer la enfermedad.

 

Los síntomas del asma pueden ser leves, moderados o graves, entre ellos: tos, jadeos, dificultad para respirar y sensación de opresión en el pecho, los cuales pueden ser variables y pueden detenerse y volver a comenzar. La recomendación es que, ante cualquiera de estos síntomas, el paciente acuda a la unidad de salud más cercana para atención médica.

 

Entre las causas del asma, hay factores que pueden desencadenar la sintomatología y entre las reacciones más habituales se incluyen infección respiratoria como catarro o gripe; irritaciones provocadas por polvo, cigarrillos y diversos humos o vapores, y productos químicos y otras sustancias encontradas en los centros de trabajo. Asimismo, alergias al polen, animales, ácaros del polvo de la casa o ciertos productos de alimentación, especialmente conservantes y colorantes, el ejercicio en ambientes fríos o secos, emociones y algunas medicinas.

 

 

Además, el asma se presenta con frecuencia en el entorno familiar ya que, si una mujer fuma durante el embarazo, el bebé tendrá mayor probabilidad de padecer la enfermedad, al igual que los hijos de los padres que fuman.

 

Para el control y prevención de ataques de asma es indispensable tomar en cuenta las siguientes precauciones:

 

  • Seguir las indicaciones del tratamiento médico que ha sido prescrito.
  • Asistir de forma periódica a los controles médicos.
  • Usar los controles en caso de manifestarse el inicio de un ataque de la enfermedad.
  • Evitar los factores externos que puedan incidir en una crisis de asma.
0
0
0
s2smodern

Login Form